hipoteca-multidivisa

 

Al amparo de la falta generalizada de cultura financiera, del tradicional boom de las hipotecas por la popular creencia tan extendida en España de que “comprar siempre es mejor que alquilar para no tirar el dinero” y de las ofertas por parte de las entidades financieras de condiciones supuestamente muy ventajosas que no lo han resultado ser tanto, numerosos préstamos hipotecarios se han convertido en caramelos envenenados para sus titulares.

Este es el caso por ejemplo de las hipotecas multidivisa. Un tipo de hipotecas que vivieron un importante auge en pleno boom inmobiliario y al amparo de un Euríbor en plena escalada. Aunque este tipo de hipotecas no son ni mucho menos mayoritarias, se calcula que en España hay unos 60.000 afectados por las hipotecas multidivisa, que en su día firmaron pan para hoy y hambre para mañana, como ha ocurrido con otras muchas cláusulas asociadas a las hipotecas.

Pan para hoy hambre para mañana

¿Cuál era el atractivo de este tipo de hipotecas? Pues que, mientras el Euríbor crecía y crecía y no se sabía hasta dónde llegaría su techo encareciendo los préstamos, la hipoteca multidivisa se presentaba por parte de las entidades financieras como una oportunidad muy golosa para pagar menos. ¿Cómo? Pagando el préstamo en yenes, marcos, dólares, etc. y aprovechando las ventajas de estas divisas extranjeras y los tipos de interés frente a la situación del euro.

Eso sí, había un riesgo: que se produjera una depreciación del euro. Y eso es exactamente lo que ha pasado, lo que ha perjudicado notablemente a los titulares de hipotecas multidivisa.

Lo que alegan muchos afectados por esta situación es que, como ha ocurrido con otras muchas cláusulas hipotecarias y otros productos financieros, es que la entidad no informó claramente de dichos riesgos y de las posibles consecuencias al ofrecer este tipo de hipoteca. Es decir, que su transparencia, o más bien su falta de transparencia, está sobre la mesa y en tela de juicio.

¿Hay solución? Actualmente la jurisprudencia sobre las hipotecas multidivisa En España está dividida y el mayor reto de los afectados está en poder demostrar que efectivamente el banco obró con falta de transparencia al ofrecerles este tipo de hipoteca. Con todo, es muy importante estar al día porque las novedades legales en materia de hipotecas están a la orden del día y los Juzgados están especialmente sensibilizados con estas situaciones.

Igualmente, y como ha ocurrido con afectados por otro tipo de condiciones, se han ido creando plataformas en defensa de los afectados por las hipotecas multidivisa. Ante todo, lo que hay que hacer es revisar a fondo la hipoteca y cada una de sus condiciones para poder determinar cuál es nuestro margen de maniobra y las alternativas según el caso.